Recetas caseras | Healthy recipes
+ consejos nutricionales | nutritional tips

Chips de Kale


Para quienes aún no han tenido la oportunidad de conocerlo les cuento que el kale, col rizada o couve flor es un vegetal que está en pleno auge y lo encontramos fácilmente en el mercado. Es ideal para consumirlo como un snack saludable cuando nos pica el hambre, por las mañanas o a media tarde, también podemos usarlo en picadas, puede ser una buena opción para meriendas escolares y para darle un toque crocante y colorido a tus comidas. 
 

¿Por qué lo llamo snack saludable? Porque es un snack a base de un alimento natural, hecho en casa y conocemos cada uno de los ingredientes que utilizamos, podemos decir que es un alimento mínimamente procesado. Si lo comparamos con otros tipos de coles como el brócoli y coliflor, el kale aporta aún más fibras, proteínas, grasas buenas y hierro. Así que según su valor nutricional podemos decir que es un alimento que no solo nos va a dar saciedad cuando lo consumamos, sino que además nos va a aportar gran beneficio para nuestra salud.

Recuerden que uno de los tips para absorber el hierro que contienen los vegetales de color oscuro es consumirlos con jugos o frutas cítricas. ¿ Que tal si empezamos a sustituir los viejos y conocidos snack por alguno más nutritivo como este? En las tiendas de alimentos encontramos los famosos chips de kale, pero para evitar ultraprocesados en casa y disminuir la cantidad de sal y grasas malas que contienen esos productos porque son fritos, hoy les dejo la receta de estos chips horneados a los cuales pueden ponerle una pizca de sal o no. 

Espero los hagan en casa y vean que ricos quedan! 


Ingredientes:
Cantidad Ingrediente
1 atado Kale
1 cda Aceite de oliva
1 pizca Sal

Procedimiento:
  • Quitarles el cabo.
  • Cortarlos en trozos grandes.
  • En un bol mezclar bien para que todos los trozos de las hojas queden untados con aceite.
  • Colocarlos sobre una asadera.
  • Llevarlos al horno a una baja temperatura hasta que pierdan la humedad y estén crocantes.
  • Dejarlos enfriar y conservarlos en un plastico sellable.
  • Duran más de una semana conservando la crocantes.