Recetas caseras | Healthy recipes
+ consejos nutricionales | nutritional tips
Home » , » Medialunas y trenza de calabaza y jengibre

Medialunas y trenza de calabaza y jengibre

La verdad esta receta me sorprendió mucho y para bien. No he conseguido en las redes una receta que me convenza mucho por eso hice esta a mi manera y espero que a ti también te guste.

Me encanta el color que le deja la calabaza a la masa, el sabor es difícil sentirlo pero el jengibre y la vainilla le dan un aroma muy rico.

Recuerda que cuando trabajamos con masa necesitamos tiempo para amasarla y paciencia para que salga linda 😃.



Utensilios:
Cantidad Utensilios
1 Balanza
2 Recipientes pequeños
1 Cuchara
1 Bol
1 Cuchilla
1 Palo de amasar
1 Taza medidora
1 set Cucharas medidoras


Ingredientes:
Cantidad Ingrediente
825g Harina de trigo blanca
425g Puré de calabaza
1 Cucharadita Jengibre fresco rallado
1 cucharada Extracto de vanilla
40g Azúcar blanco
150ml Leche descremada
1 Huevo
1 cucharada Aceite vegetal
1 cucharada Miel de abejas
15g Levadura deshidratada
3 Cucharadas Almidón de maíz
3 Cucharadas Polvo para hornear

Sugerencias:
  • Asegúrate de tener todos los ingredientes en casa antes de comenzar a preparar la receta.
  • Es importante que tengas una balanza pequeña en tu cocina para respetar las cantidades y te salga como lo esperas.
  • Si horneas la calabaza va a tener menos agua, posiblemente necesites menos harina de la que utilicé yo.
  • La miel contribuye a darle humedad y esponjocidad a la masa después de horneada.
  • Con el almidón de maíz y el polvo de hornear vamos a realizar el hojaldrado.

Ahora comencemos a integrar estos ingredientes:

1. Para activar la levadura mezclamos en un recipiente:
  • La levadura deshidratada
  • 1 cucharada de azúcar
  • 2 cucharadas de harina
  • la cucharada de miel
  • 100ml de leche tibia
Mezcla, cubre el recipiente y deja que duplique su volúmen, esto va a tardar no más de 10 minutos dependiendo del clima y temperatura que haya en tu casa.

2. Mientras tanto en un bol coloca:
  • La mitad de la harina,
  • el puré de calabaza,
  • la vainilla,
  • el jengibre,
  • lo que queda de azúcar y de la leche,
  • el huevo,
  • el aceite y al final la mezcla con la levadura ya fermentada
Comienza a integrar todos los ingredientes con las manos o con una amasadora eléctrica.
Verás que la mezcla queda bastante chirla pero de a poco le vas incorporando la harina restante sin dejar de trabajar la masa.
Mezcla bien hasta obtener una masa homogénea, lisa y que no se te pegue a las manos, es muy importante que no quede dura ni seca,
luego divide la masa en 2 porciones.
Espolvorea un poquito de harina sobre la mesada.
Trabaja una porción a la vez.
Estira la masa con un palo de amasar de forma rectangular con un ancho de mas o menos 20cm y hasta dejarla de 1/2cm de espesor.

En un recipiente mezcla el almidón con el polvo de hornear, espolvorea sobre toda la superficie de la masa esta mezcla, apenas una fina capa.

Hazle el siguiente doblez:
Lleva los dos extremos de la masa al medio de la misma


y luego doblala al medio nuevamente superponiendo las dos mitades.


Déjala reposar 5 minutos para que el mezcla de almidón y polvo de hornear se adhieran a la masa.
Luego estírala otra vez y hazle el mismo doblez. Déjala descansar 5 minutos mas y divide la masa a la mitad.


(siendo la mitad la linea media entre los dos extremos donde se ven los dobleces de la masa), estira una de las mitades de forma rectangular hasta dejarla de 0.5cm de espesor más o menos


Corta triángulos con la altura del ancho de 20cm de la masa y forma las medialunas


Colócalas sobre una placa enharinada, déjalas crecer una media hora, no permitas que sé sobre fermente.
Pincélalos con una mezcla de huevo y leche (o crema de leche) y llévalas al horno precalentado a 200 grados celsius hasta que se doren del color que a ti te gusten, de 20 a 30 minutos más o menos.
Antes de cerrar el horno coloca un recipiente con agua para generar humedad y que no se te sequen tanto.
Cundo las retires del horno del horno con un vaporizador humedécelas con agua, también puedes utilizar un pincel.

Déjalos enfriar sobre una rejilla para que no se humedezcan demasiado.

Con las puntas de los rectángulos que me sobran, haz un bollo, lo estiras de forma rectangular, lo comienzas a arrollar, por cada vuelta le agregas tiras finas de dulce de guayaba.



Luego a ese rollo lo divides al medio con una cuchilla,


para superponerlos formando como una trenza,
colócala en un molde de budinera.

La dejas reposar, cubierta con una toalla limpia por 30 minutos para que duplique su volúmen.
Antes de llevarla al horno también la pincelas con la misma mezcla de huevo y leche,
la horneas hasta que logré el dorado que a mí me gusta, aporximadamente 30 minutos a 200 grados celsius en horno precalentado.
Coloca un recipiente con agua en el horno para generar humedad.
Cuando quites la trenza de horno humedécela con un poquito de agua ayudándote con un pincel para que la costra no te quede tan seca.
Retírala del molde y déjala enfriar sobre una rejilla.

Disfrútala!